IV encuentro mujeres y cine: El reto de la enseñanza

Tras el análisis y discusión del informe “El reto de la enseñanza del cine” en las dos sesiones plenarias del IV Foro de Mujeres Cineastas, se presentan las siguientes conclusiones:

  • Para cambiar la realidad muchas veces hay que empezar por los números: por ello se solicita a las instituciones educativas y culturales (entidades públicas y privadas, fundaciones, ministerios, consejerías…) que destinen fondos y recursos para realizar estudios sobre el papel de la mujer en el ámbito de la enseñanza y en concreto en la enseñanza del cine.
  • Creemos necesaria una revisión del canon de la historia del cine y del audiovisual en los currículos educativos que palíe el borrado de la contribución de las mujeres, no sólo como directoras sino en otros trabajos técnicos y creativos. Ello supone también llevar a las aulas nuevas formas de pensar el cine como práctica colectiva y colaborativa. Esta misma revisión debe hacerse con la bibliografía y los materiales docentes para que se integre y se visualice el trabajo de las mujeres en la teoría, la historia y la crítica cinematográficas.
  • Es urgente que las mujeres logren más posiciones de liderazgo efectivo en los centros de formación, por las repercusiones que ello puede tener en políticas de contratación, el diseño de planes de estudios y la implementación de prácticas docentes.
  • Es imprescindible reflexionar sobre la manera en que el profesorado puede estimular la participación de las mujeres en su propia formación, especialmente a través del uso de la palabra, su contribución a los procesos de reflexión colectiva y en su propia visibilidad.
  • Frente al debate de si es necesario abordar la perspectiva de género en el cine de una manera transversal e interdisciplinar o hacer directamente cambios en los planes de estudio para incorporar asignaturas específicas, se concluye que ambas formas son necesarias y complementarias.
  • La alta disponibilidad y diversidad que ofrece la cultura digital facilita la revisión de los cánones tradicionales, tanto en lo cinematográfico como en lo bibliográfico, y el acceso a las obras dirigidas y escritas por mujeres que de otra manera no llegarían por los canales de distribución tradicionales. Sin embargo, su uso en la docencia no debe pasar por alto que en estas plataformas digitales existen instrumentos de poder que regulan los algoritmos de accesibilidad y reducen la diversidad de la oferta.
  • Ante la reproducción de una excesiva masculinización de los oficios técnicos del cine, exhortamos a los centros educativos de todos los niveles a implantar fórmulas para facilitar la incorporación de mujeres en las enseñanzas técnicas y visibilizar referentes de estas especialidades.
  • Creemos en la necesidad de establecer puentes y espacios de intercambio recíprocos entre la educación primaria, secundaria y bachillerato con los universitarios y de formación superior en lo referente a la enseñanza del cine y del audiovisual desde una perspectiva que integre las problemáticas de género e identidad.
  • Se detecta la necesidad de formar a los docentes de la educación pre-universitaria en cultura cinematográfica y audiovisual con perspectiva de género, para que ayuden a generar un imaginario colectivo diverso y complejo a través del cine y aprendan a utilizar técnicas de mediación crítica para cuestionar el relato narrativo. Este Foro se compromete a la elaboración de un documento de Buenas Prácticas de cara a la consecuencia de este objetivo.
  • En todo el debate ha estado de fondo la crisis del COVID-19, una crisis que si se prolonga en el tiempo, supone un peligro real de retroceso para las mujeres en muchos ámbitos. Esta crisis ha disuelto la frontera entre lo público y lo privado, haciendo visible el universo de los cuidados, tradicionalmente asociados a las mujeres. Tanto para mujeres docentes como para alumnas y profesionales, la crisis tendrá como consecuencia una mayor precarización y una mayor dificultad de acceso, conciliación y visibilización. En este sentido, se ha hecho evidente la necesidad de la corresponsabilidad también de las instituciones públicas.
    Han participado en el Foro las siguientes personas: Áurea Ortiz, Belén Bernuy, Belén Funes, Concepción Cascajosa, Helena Fernández, Marta Nieto, Marta San Vicente, María Luisa Ortega, María del Puy Alvarado, Nuria Aidelman, Eulália Iglesias, Mercedes Miguel, Patricia Ferreira, Laura Bermejo, Jara Yáñez y Concha Gómez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *